Top Menu

¿Buscando alimento?

Una visión del comportamiento de las ballenas y los patrones de buceo a lo largo del tiempo sugiere que están optando por dirigirse a diferentes profundidades en diferentes momentos, pero ¿por qué?

Introducción

Los cetáceos son los animales más grandes que han existido. Están adaptados de forma única para alimentarse de sus presas (krill) a granel. Si observamos su comportamiento y patrones de buceo a lo largo del tiempo, vemos que están optando por dirigirse a diferentes profundidades en diferentes momentos. ¿Por qué? En esta historia de datos, exploraremos cómo la distribución y el comportamiento del krill podrían afectar la ecología de la búsqueda de alimento de los cetáceos.

1) Observando el comportamiento de las ballenas en el buceo

En 2009, un equipo de científicos que trabajaban en la Antártida en pequeñas embarcaciones pegaron etiquetas temporales* en el lomo de las ballenas jorobadas. Estas etiquetas ayudan a los científicos a observar y comprender mejor el comportamiento de las ballenas cuando no podemos verlas en la superficie del agua.

Aprendamos sobre cómo logran hacer esto.

*NOTA – Todo el trabajo relacionado con animales en este estudio fue permitido bajo la Ley de Protección de Mamíferos Marinos de EE. UU. Por el Permiso 808 – 1735 del Servicio Nacional de Pesquerías Marinas, el Permiso 2009 – 014 de la Ley de Conservación Antártica y el Permiso Institucional para el Cuidado y Uso de Animales de la Universidad de Duke A041 – 09 – 02.

2) Leyendo un gráfico de seguimiento de ballenas

Los científicos rastrean la trayectoria de las ballenas a través del tiempo para aprender más sobre su comportamiento. Los científicos observan y analizan la profundidad y la cantidad de tiempo que la ballena pasa en un lugar determinado. Esto les da una visión única de los patrones de comportamiento.

Exploremos lo siguiente: ¿Qué podría estar dirigiendo a las ballenas hacia un determinado lugar?

Para obtener más información sobre las ballenas jorobadas en la Antártida, consultar estos recursos:

NOAA Fisheries – Humpback Whale ó American Cetacean Society

3) Leyendo un gráfico de biomasa de krill

Quizás estén siguiendo a su fuente de alimento: el krill Antártico.

Los científicos pueden utilizar diferente equipamiento para estimar la biomasa de krill (cuánto) y la distribución (donde está). Al igual que las ballenas, pueden usar estos datos para determinar cuándo y dónde estaba el krill, así como la cantidad de krill que se encontraba a diferentes profundidades a lo largo del tiempo. En conjunto, toda esta información proporciona a los científicos una idea de la cantidad y la ubicación del krill.

Para saber más sobre el krill antártico en la Antártida, explorar los siguientes recursos:

Fisheries & Aquaculture Department of UN – Antarctic Krill,
IUCN List of Threatened Species – Antarctic Krill,
Australian Antarctic Division, ó
American Cetacean Society

4) ¡Hagamos una predicción!

Observar este mapa de distribución de krill. Leer la leyenda de la derecha y observar que el eje x es el tiempo y el eje y nos muestra qué tan profundo podemos encontrar el krill. Realizar una predicción.

¿Dónde esperaríamos ver las ballenas alrededor de este krill en este día de mayo?

Dar clic dentro del área del gráfico en el lugar donde esperaríamos encontrar una ballena. Una vez hecha la predicción de donde esperamos encontrar ballenas, seleccionar “Siguiente →” para ir a la siguiente parte de esta historia.

5) ¡A comparar!

La línea negra del gráfico muestra la trayectoria de una ballena. Se ha superpuesto sobre los datos de krill del 7 de mayo de 2009 en el mismo lugar frente a la Antártida.

¿Cómo se comparan amabas curvas?

¿Cuáles son las similitudes y diferencias entre sus predicciones de dónde esperarían ver a las ballenas y dónde estaban realmente?

6) Observando el panorama general

Entonces, como vimos a partir de estos datos, las ballenas se mueven junto con su alimento. ¿Qué podría suceder con las ballenas si la ubicación o la cantidad de krill cambia en el futuro? ¡Únanse a la conversación en nuestra página de Facebook!

Los científicos que trabajan en la estación Palmer en el programa LTER están estudiando los impactos del cambio climático en la cadena alimentaria a lo largo de la Península Antártica Occidental.

¡Únanse a la acción de ayudar a los grupos de investigación de ballenas con su proyecto de ciencia ciudadana para identificar ballenas!

¿Quieren saber más sobre por qué la trayectoria de las ballenas se ve diferente en diferentes momentos?

Un paso más allá: Diferentes patrones de comportamiento

Volvamos a cómo estas ballenas pasan su tiempo. Los científicos descubrieron que el comportamiento de las ballenas jorobadas a menudo se divide en cuatro categorías:

(Friedlander et al. 2013)

Un paso más allá: ¡Mirando los datos!

En este gráfico de la concentración de krill y de movimiento de las ballenas, vemos que el comportamiento de las ballenas cambió a lo largo del día. ¡Y ahí es donde encontramos el krill!

El 7 de mayo de 2009, estimamos que esta ballena pasó el tiempo alternando entre la exploración y la alimentación. ¿Están de acuerdo con esto? ¡Únanse a nuestra conversación en Facebook!

Reconocimientos:

Dr.s Ari Friedlander & Doug Nowacek (Asesores científicos)

Kristin Hunter-Thomson (Diseño de la historia)

Cristián Rizzi Iribarren (Traducción al español)

Lucas Marxen (Desarrollo de la interfaz)

Dan Farnsworth (Visualización de datos y desarrollo del sitio web)

Crédito de la foto: Ari Friedlander

Nowacek et al. (2011)